Kreedit ha obtenido más de 40 millones de euros en financiación extrabancaria durante los meses de enero a octubre, que se han canalizado a 130 pymes. Este importe se ha obtenido de entidades extra bancarias, principalmente de organismos públicos, sociedades de garantía recíproca y fondos de deuda.

A esta fecha, Kreedit ha superado las 1.200 empresas atendidas durante los casi 10 años que lleva desarrollando su actividad.

Según su director ejecutivo, Jordi Solé: “Cada vez son más las empresas que recurren a la profesionalización y externalización de las gestiones encaminadas a obtener financiación, porque es la forma de obtener las mejores soluciones y desprenderse, al mismo tiempo, de la carga de trabajo administrativo que conlleva”.

Consideramos que en los próximos meses la mayoría de empresas van a ver incrementadas las dificultades para su acceso a nueva financiación, puesto que se van a encontrar en un contexto muy desfavorable. Por un lado, sus cuentas de resultados van a mostrar una disminución de ventas, márgenes y resultados. Y, por otro, sus balances van a mostrar un sobreendeudamiento como consecuencia de los préstamos ICO obtenidos durante los meses de baja actividad. A ello se va a sumar el hecho de que los bancos no van a contar con el aval del ICO para el otorgamiento de nueva financiación.

A estas mayores dificultades también van a contribuir algunos procesos de concentración bancaria que se prevén para los próximos meses, entre los que van a tener especial relevancia los protagonizados por Caixabank y Bankia por un lado, y BBVA y Banco Sabadell por otro.

Ante este escenario, Solé apunta que: “Es necesario que las empresas se preparen y anticipen las gestiones necesarias para dar entrada en su pool bancario a nuevas entidades financieras extra bancarias que puedan aportar la financiación que verán recortada por parte de la banca”.